Picaduras de medusa: qué hacer

Qué hacer ante la picadura de una medusa. Saber cómo actuar puede reducir el riesgo...

La costa mediterránea viene padeciendo durante los últimos años una molesta visita en verano: las medusas. Por ello, los meses de mayor presencia de bañistas en las playas suelen ir acompañadas de un número considerable de picaduras de estos animales marinos.

Aunque es en verano cuando se producen más consultas relacionadas con picaduras de medusas en los servicios de urgencias del litoral mediterráneo, lo cierto es que los dos momentos de mayor concentración de estos animales marinos coinciden con los meses de abril y septiembre, en los que las variaciones de la temperatura del agua y el viento de Levante provoca que se acerquen más a tierra. Es sin embargo la mayor afluencia de bañistas en nuestras playas la que provoca que sea precisamente en verano cuando más se hacen notar.

Existe mucho mito sobre las picaduras de las medusas, lo que contribuye a otorgar excesiva trascendencia a un accidente que, siendo molesto, no reviste tanta gravedad como se cree. Lo cierto es que los tentáculos de las medusas inyectan una sustancia orgánica que provoca erupciones y otras lesiones en la piel, aún en el caso de que se trate de un espécimen muerto o meros trozos de alguno de sus tentáculos.

La primera medida a tener en cuenta es evitar zonas con intenso oleaje o cercanas a un rompeolas, ya que especialmente son éstos últimos donde con mayor probabilidad abunden restos de medusas estrelladas contra las rocas. Algunas cremas solares ofrecen cierta protección en este sentido, aunque nunca comparable al que puede otorgarnos cubrir la mayor porción de piel posible con bañadores o incluso camisetas o pareos.

La picadura suele producir una erupción que desaparece normalmente en apenas unos días, si bien el dolor que produce puede permanecer durante varias semanas. En ello influyen valores como el grosor, la sensibilidad o la resistencia de la piel en la zona de contacto con el tentáculo.

Ante una picadura, es necesario retirar los restos de tentáculo sin que nuestros dedos entren en contacto en él –unos guantes o unas pinzas pueden servir-. La herida ha de lavarse con agua salada, ya que la dulce actúa como multiplicador de la toxina inyectada. Colocar una bolsa con hielo –nunca el hielo directamente- sobre la zona infectada para calmar el escozor y aplicar un antiséptico entre 3 y 4 veces al día son las últimas recomendaciones a tener en cuenta.


4 Comentarios en "Picaduras de medusa: qué hacer"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

payo ...

aburido no ay figuras

0

18 de jul, 2012 - 18:04:22

marisol pimentel ...

muy bueno saber esto, ya q en cualquier momento puede pasar

0

25 de sep, 2012 - 13:55:24

José Manuel Borbolla ...

Me han contado que también el vinagre es muy bueno para despegar con rapidez los tentáculos de las medusas, además que neutraliza las toxinas.
Aclaro que no he tenido una experiencia de ésta índole.
Saludos cordiales.

0

22 de feb, 2013 - 04:09:38

el ameri fatima ...

siempre queria saber sobre esto, es enteresante gracias

0

3 de may, 2013 - 23:03:28

Escribe tu comentario en "Picaduras de medusa: qué hacer"

Comenta en Google+