Plantas que sanan

Cada día son más las personas que recurren a las terapias alternativas para curar, aliviar o mejorar su dolencia; y todo, porque existe cierto rechazo social a consumir medicamentos con determinados efectos secundarios para el organismo.

Cada día son más las personas que recurren a las terapias alternativas para curar, aliviar o mejorar su dolencia; y todo, porque existe cierto rechazo social a consumir medicamentos con determinados efectos secundarios para el organismo.

Raíces, hojas y flores a las cuales se atribuyen propiedades curativas y reconstituyentes desde hace mucho tiempo son usadas cada día más y por más gente como remedio a sus dolencias particulares. Lo cierto es que, en gran medida, estamos cansados de tanto impacto químico en nuestro organismo derivado del uso de los medicamentos convencionales, ya que aun siendo necesarios, muchos de ellos tienen efectos secundarios.

A pesar de ello, si echamos la vista atrás podremos observar que los antepasados de nuestros antepasados en su afán por sobrevivir ya utilizaban las plantas, hierbas, raíces y otros elementos que nos da la Naturaleza para aliviar aquellas viejas dolencias y lo hacían, sobre todo, para sobrevivir. Con la llegada de los tiempos modernos y la industria farmacéutica, esta vieja praxis fue sustituida por los fármacos convencionales y las especialidades médicas. Atrás quedaron, por tanto, aquellos brebajes, pócimas y remedios caseros para curar las enfermedades. Sin embargo, el gran valedor que nunca perece es la figura de “la abuela” que con su experiencia y saber hacer nos ha guardado en su alforja cientos de secretos que todavía nos maravillan y que alivian multitud de enfermedades y que, guardan en su imaginario, como el más preciado de sus tesoros.

Pues bien, nos encontramos en estos momentos en una encrucijada de caminos en la que, de nuevo, los tratamientos y terapias alternativas o naturales se abren paso con más fuerza. Y así utilizar “Ginkgo Biloba” para aliviar problemas relacionados con el estado de ánimo o la “equinacea” para activar los glóbulos blancos y aumentar las defensas del sistema respiratorio o la uña de gato por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas o, tan sencillo, como tomar fibra para mejorar la salud digestiva y los problemas de colon irritable; entre tanta diversidad de plantas que alivian determinados síntomas ya (y afortunadamente) hoy, no es una excepción a la regla.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Plantas que sanan"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://remedios.innatia.com/c-ginkgo-biloba-propiedades/a-plantas-que-sanan-10701.html