Crisis de ausencia en niños y adultos: ¿qué son y cómo curarlas?

Todo sobre este tipo de convulsiones epilépticas

La crisis de ausencia o ausencias típicas es un tipo de ataque epiléptico muy común en personas menores de 20 años. Conoce cómo identificarlas, sus síntomas y cómo actuar frente a ellas.

A las ausencias típicas también se las denomina crisis de ausencias, epilepsia menor o por su nombre original "petit mal" y son un tipo de convulsión breve que genera, tal como su nombre lo dice ausencias. Según las estadísticas se presentan en aproximadamente el 25% de pacientes epilépticos menores de 20 años. Pero veamos detalladamente de qué se tratan las crisis de ausencia y cómo tratarlas, no sin antes repasar qué es una crisis epiléptica.

Qué son las crisis epilépticas

La epilepsia es una enfermedad neurológica del sistema nervioso central que produce diferentes manifestaciones como pérdida de concimiento, crisis y convulsiones. Para entender esta enfermedad sólo hace falta conocer de dónde viene el término epilepsia, y su origen está en el término griego "epilambaneim" cuya traducción es algo así como "tomar por sorpresa".

Las crisis epilépticas son ataques repentinos, inesperados y bruscos que se producen por una actividad anormal en las neuronas. Estas crisis pueden durar segundos o unos pocos minutos. Hay distintas crisis, entre las que se destacan algunos tipos de convulsiones.

Tipos de convulsiones

En primer lugar es importante distinguir dos grandes tipos: las crisis parciales y las generalizadas. Las primeras se distinguen porque la descarga neuronal se produce en una zona y luego puede extenderse o no al resto del cerebro, mientras que las generalizadas afectan el cerebro completamente.

Crisis parciales

Hay tres tipos de crisis epilépticas simples o focales: La parcial simple, parcial compleja y secundariamente generalizada.
Crisis parcial simple. La persona no pierde el conocimiento, se producen alteraciones sensoriales, del movimiento y la memoria.
Crisis parcial compleja. La persona pierde el conocimiento y realiza movimiento repetidamente. Desde afuera puedes ver que atraviesa una especie de trance.
Crisis secundariamente generalizada. Si bien esta crisis comienza como parcial, se extiende por todo el cerebro y se conviernte en una generalizada.

Crisis generalizadas

Hay cinco tipos de crisis epilépticas generalizadas, éstas se dan en todo el cerebro y se caracterizan por la pérdida de conocimiento del paciente.

  • Crisis de ausencia. Es el tipo de crisis que abordaremos en detalle más tarde, se caracteriza por el cese de actividades repentino. La persona que la sufre mantiene la vista fija en un punto, a veces puede tener algunos leves movimientos faciales y parpadeo.
  • Crisis mioclónicas. Los músculos se sacuden repentina y violentamente, es una de las crisis epilépticas más conocidas.
  • Crisis tónica. Los músculos se tensan y ponen rígidos.
  • Crisis atónica. El paciente epiléptico se desmorona o cae al suelo debido a que los músculos se aflojan.
  • Crisis generalizada tónico-clónica Los músculos de todo el cuerpo se ponen rígidos, la persona cae y comienza a hacer movimientos violentos conocidos como sacudidas.

Síntomas de convulsiones más comunes

Si bien cada tipo de crisis epiléptica o convulsiones tiene sus síntomas característicos y que las distingues de las otras. Pero hay una serie de síntomas generales que pueden aparecer en durante un ataque epiléptico.

  • Cambios en el comportamiento.
  • Espuma en la bola, babeo.
  • Movimiento extraño de los ojos.
  • Rechinamiento de los dientes.
  • Pérdida del control esfinteriano.
  • Espasmos musculares.
  • Leves alucinaciones visuales (luces, líneas)
  • Ansiedad, miedo, vértigo.
  • Gruñidos y resoplidos.

Síntomas de epilepsia en niños

La epilepsia infantil es más común de lo que crees, más del 40% de los casos nuevos de epilepsia son detectados en niños menores de 15 años. Sin embargo con los estudios necesarios y un tratamiento acorde los pacientes pueden tener una excelente evolución y aprender a vivir con su enfermedad o en el mejor de los casos deshacerse de ella.

Hay datos alentadores de acuerdo a las estadísticas de fundaciones relacionadas. Con el tratamiento adecuado el 70% de los niños no presentan más síntomas y de este total el 60% no tiene que recibir más tratamientos médicos. Sólo en el 10% del total de los niños epilépticos la enfermedad es intratable.

Cuando antes de detecte esta enfermedad mejor, por lo cual es importante que tengas en cuenta los principales síntomas de epilepsia en niños.

  • Crisis de ausencia.
  • Crisis generalizada tónico-clónica.
  • Aturdimiento.
  • Caminata sin rumbo.
  • Confusión al hablar.
  • Pérdida de la tonificación muscular.
  • Emociones extrañas.

Qué son las crisis de ausencia o ausencias típicas

Las crisis de ausencia son una alteración breve (generalmente de menos 15 segundos) de las funciones cerebrales en personas con epilepsia. Se presentan generalmente durante la infancia, aunque hay casos en los que se han observado en personas de hasta 20 años.

Síntomas de las crisis de ausencia

El principal síntoma de las crisis de ausencia es que la persona que la sufre deja de sus actividades repentinamente y permanece estática, en ocasiones puede hacer pequeñas gesticulaciones y parpadear. Una vez finalizada la crisis vuelven a sus actividades normalmente y no recuerdan lo ocurrido.

No importa la actividad que esté practicando, si sufres una de estas crisis es posible que estés caminando y te detengas inmediatamente o bien que estés hablando y hagas una pausa inesperada para la otra persona.

  • Deterioro repentino de la conciencia.
  • Ausencia del movimiento, gesticulación, parpadeos.
  • Mirada fija, interrupción del movimiento y el habla.
  • Se producen varias veces al día.

Si bien este problema no genera males mayores, es bastante incómodo para el entorno de la persona enferma y puede causar problemas en el aprendizaje, principalmente en los más pequeños.

Crisis de ausencia en niños

Las crisis de ausencia en niños son las más comunes, generalmente se presentan entre los 6 y 12 años y muchas veces son malinterpretadas, se las confunde con el déficit de atención. Este es uno de sus principales consecuencias ya que el aprendizaje de los niños se ve afectado por estas crisis de ausencia afectando el rendimiento escolar.

Crisis de ausencia en adultos

Es raro que las crisis de ausencia se presenten en la adultez, al menos por si solas. Generalmente algunos síntomas de estas crisis aparecen como síntomas de otras crisis más complejas.

Remedios para tratar las crisis

Tanto la epilepsia en niños requiere un seguimiento profesional que indispensablemente deberá realizar un ECG o electrocardiograma para revisar la actividad eléctrica del cerebro. Una tomografía computada o una resonancia magnética son otros estudios que se realizan para determinar la causa y ubicación del problema.

Tu médico te recetará la medicación adecuada y también te comentará sobre algunos cambios que como adulto o niño deberás realizar para reducir al mínimo estas crisis, estos cambios incluyen la alimentación y también la actividad física. En caso que la medicación no funcione será necesario intervenir quirúrgicamente.

Es importante resaltar que mientras la persona esté teniendo una crisis epiléptica no debes intervenir, a menos que pueda herirse o herir a alguien. Recuerda que sus movimientos son involuntarios. Nunca debes darle de beber ni meter nada en su boca, tampoco mover sus manos ni tener contacto. Espera a que pase la crisis para ayudarlo, una acción fuera de lugar podría empeorar la crisis.

Hay algunos remedios caseros naturales que pueden ayudarte a tratar esta enfermedad pero nunca debes dejar de lado la medicación recetada.

Té de valeriana

Debido a sus propiedades relajantes un té de valeriana o su consumo en pastillas o tintura son un excelente remedio casero para tratar las crisis de epilepsia.

Preparar un té o infusión de valeriana es muy sencillo, sólo tienes que colocar dos cucharadas de valeriana por cada litro de agua a punto de hervir, apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos.

Té de salvia y ruda

Esta combinación de hierbas con propiedades relajantes musculares es una de las más recomendadas para prevenir crisis de epilepsia.

Combina 15 gramos de cada hierba para preparar este potente té de ruda y salvia por cada litro de agua. Deja hervir 15 minutos y bébelo a lo largo del día.

Remedio de naranja

El contenido de vitamina B de la naranja hace que sea un remedio natural para ayudar al buen funcionamiento neurológico. Este remedio de naranja no es más que un zumo completo que contiene zumo de 3 naranjas, una zanahoria, una manzana y levadura de cerveza.

Para prepararlo debes obtener el zumo de las naranjas, pelas la zanahoria y la manzana (a ésta también debes sacarle el corazón). Pon todos los ingredientes en una licuadora y bebe en ayunas para aprovechar al máximo sus beneficios.

Remedio de avellanas, nueces y piña

El contenido de manganeso de ambos ingredientes los convierte juntos en un buen remedio para evitar convulsiones.

Necesitas un puñado de nueces, uno más pequeño de almendras y una piña pelada. Primero deja en remojo los frutos secos durante una noche, luego cuela y acláralos.Procesa todos los ingredientes y agrega un poco de agua de ser necesario. Cuela con gasa de algodón o un colador fino y bebe. Reserva la pulpa sobrante para preparar galletas o una torta.

Tratamientos para tratar las crisis de ausencia

Cambiar el estilo de vida por uno más activo y saludable es una de las recomendaciones de los médicos cuando te enfrentas con este diagnóstico. Practicar yoga, meditar y practicar actividades aeróbicas ayudará a tu cuerpo a mantenerse equilibrado y la frecuencia de tus crisis se reducirá.

  • Yoga para mantener la salud. El yoga te ayudará a mantener tu cerebro tranquilo, y los músculos relajados. Es especialmente bueno para practicar luego de una crisis, así tu cuerpo se equilibra nuevamente y reduces las posibilidades de una crisis próxima.
  • Meditación para aclarar la mente. La meditación es una actividad que muchas personas creen esencial para mantenerse saludables y aclarar los pensamientos. Mantener el cerebro activo y aprender a controlar tu cuerpo son sólo algunos de los beneficios que te ayudarán a lidiar con las crisis.
  • Ejercicios aeróbicos para controlar tu cuerpo. La actividad física es muy importante en casi cualquier enfermedad, especialmente las relacionadas al cerebro. Si tu cuerpo está saludable y balanceado tanto en la alimentación como en el ejercicio es posible controlar más fácilmente la epilepsia.

¿Crees que se pueden curar las crisis de ausencia?

Gráfico de la encuesta: ¿Crees que se pueden curar las crisis de ausencia?

Si

8/0

No

0/1

Tal vez

1/0

¿Qué aconsejas?
IMPORTANTE: La misión de "Crisis de ausencia en niños y adultos: ¿qué son y cómo curarlas?" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

1 Comentario en "Crisis de ausencia en niños y adultos: ¿qué son y cómo curarlas?"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Javier Lezama Ariza ...

Porque me proporciono alternativas adicionales para el tratamiento del padecimiento de mi hija, aunque actualmente sus crisis se han controlado significativamente aún me produce angustia el que no se logren controlar totalmente.

0

13 de nov, 2016 - 00:21:56

Escribe tu comentario en "Crisis de ausencia en niños y adultos: ¿qué son y cómo curarlas?"

Comenta en Google+