¿Qué es la fiebre tifoidea y cómo se cura con remedios caseros?

Cuáles son los síntomas de fiebre tifoidea y sus consecuencias

La fiebre tifoidea en niños y adultos puede resultar muy peligrosa. En principio puede confundirse con otros problemas digestivos, debido a la aparición tardía de sus síntomas, pero debes prestar más atención de la que crees para prevenirla.

¿Alguna vez escuchaste hablar de esta enfermedad? ¿Sabías que puede traer graves consecuencias si no es tratada? Conoce qué es tifoidea, sus síntomas, consecuencias y los mejores remedios para tratarla. Además también sabrás más sobre la diferencia entre la fiebre tifoidea y paratifoidea que, aunque son causadas por bacterias parecidas no son lo mismo.

Qué es la tifoidea

Primero que nada debes saber qué es la tifoidea y cómo se cura es el segundo paso. La fiebre tifoidea es una enfermedad infecciosa sistemática que puede afectar a cualquier persona que no esté inmunizada.

Es causada por la infección de la Salmonella Typhi, una bacteria presente en alimentos contaminados, principalmente la carne cruda, aves y huevos; aunque también puede estar presente en agua, vegetales, huevos, helados y mariscos.

También existe la fiebre paratifoidea, causada por la bacteria Salmonella Paratyphi, que tiene síntomas similares pero resulta más benigna.

Diagnóstico de la fiebre tifoidea

El diagnóstico de fiebre tifoidea o fiebre entérica debe ser rápido ya que los síntomas pueden empeorar rápidamente y las consecuencias de la fiebre tifoidea pueden ser muy graves, llegando a la muerte en los casos más extremos.

Entre las secuelas de la fiebre tifoidea de mayor gravedad se destacan la hemorragia gastrointestinal que se da cuando no es tratada, a largo plazo. Otra grave consecuencia puede ser la perforación intestinal, problemas psiquiátricos y por supuesto, la propagación de la infección a otros órganos de tu cuerpo.

La mejor forma de saber si tienes o no fiebre tifoidea es consultado con un médico que te realizará las pruebas necesarias para averiguarlo, entras las cuales se destacan el hermocultivo y coprocultivo.

Cómo prevenirla

No es difícil prevenir la fiebre tifoidea, pero debes estar atento para no contagiarte. Recuerda que la fiebre tifoidea en niños es bastante común y tienen un sistema inmune mucho más débil que los mayores, por lo tanto los síntomas pueden ser muy fuertes y causar drásticas consecuencias.

  • Mantén la higiene. Esencial, la higiene, lávate las manos para evitar la infección, principalmente luego de manipular carnes crudas, huevos y otros alimentos que puedan estar contaminados. A la hora de cocinar cuida la contaminación cruzada, no uses la misma tabla para carnes crudas que para las verduras o alimentos ya cocidos.
  • Evita alimentos contaminados. No bebas agua de dudosa procedencia, es recomendable elegir agua embotellada y de fuentes seguras.
  • Evita los alimentos crudos. En condiciones normales, es decir, países donde la fiebre tifoidea no es endémica evita el consumo de todo tipo de carnes o huevos crudos. Si estás en países donde sí es endémica también deberás evitar el consumo de todo tipo de alimento crudo, incluso frutas y verduras, ya que pueden haber sido lavadas con agua contaminada.
  • Cocina bien los alimentos. La mejor forma de cocinar carnes, aves y huevos para matar la bacteria es de forma que alcancen una temperatura interna de, al menos, 75ºC durante algunos minutos. La fritura, tan común en hamburguesas, salchichas y otros platos no elimina la bacteria, por eso es tan común en la comida rápida.
  • Aplícate vacunas. Si vas a viajar a un país o ciudad donde las condiciones higiénicas no son las mejores es recomendable que te des una vacuna específica para prevenir esta enfermedad. No es totalmente efectiva, pero si una gran ayuda.

Síntomas de la fiebre tifoidea

Los principales síntomas de fiebre tifoidea varían según el período de incubación, inmunidad de las personas afectadas y la cantidad de bacterias que ingirieron (es decir que no es lo mismo que hayas comido un poco de helado contaminado que un plato con carne mal cocida).

Estos síntomas pueden aparecer entre los 7 y 21 días luego de la exposición a la bacteria y aparecen gradualmente, por lo que pueden confudirse tranquilamente con cualquier otra patología.

  • Fiebre. Uno de los principios de tifoidea, como en cualquier otra infección, es la fiebre elevada y que no baja durante largos períodos, generalmente llega a los 39ºC o 40ºC.
  • Debilidad. Al tener una bacteria afectando tu sistema inmune es normal que te sientas débil y desganado.
  • Dolor. Como la bacteria inicialmente ataca tu estómago sentirás dolor abdominal, pero también puedes sufrir dolores de cabeza y musculares. Este malestar puede estar acompañado de diarrea, aunque es poco común.
  • Pérdida de apetito. Es normal que no tengas ganas de comer nada, ya que tu sistema digestivo está siendo atacado por esta nociva bacteria.
  • Erupción cutánea. Pueden aparecer manchas de color rosa en tu piel, es una reacción de tu cuerpo a un visitante desconocido o maligno.

¿La tifoidea es contagiosa?

La fiebre tifoidea se contagia por el consumo de alimentos o bebidas contaminadas, ya sea por el contacto con heces contaminadas o por un espacio en malas condiciones higiénicas donde la bacteria pueda crecer. También puede ser transmitida por las moscas a los alimentos y bebidas.

Es decir que el contagio indirecto entre personas es posible, sin embargo el contagio directo entre seres humanos es muy poco frecuente, aunque no imposible. Tienen que darse condiciones muy precisas para que esto suceda.

Remedios caseros para la fiebre tifoidea

Los remedios para la fiebre tifoidea que te recetará tu médico deben ser consumidos en tiempo y forma para eliminar completamente a la bacteria. Se recetan antibióticos específicos, pero una de las recomendaciones más importantes es que bebas mucho líquido, en lo posible rico en electrolitos.

Puedes acompañar este tratamiento con algunos remedios caseros para la fiebre tifoidea que controlarán los síntomas y te harán sentir mejor rápidamente.

Agua de coco

El agua de coco, además de ser una bebida 100% natural y deliciosa está cargada de electrolitos que te ayudarán a recuperar tu cuerpo de la infección. Es muy nutritiva, tiene acción diurética (esto significa que colaborará para eliminar las bacterias), pero su mayo beneficio es que está recomendada para casos de deshidratación, para reponerte rápidamente.

Agua

No es un remedio en sí, pero el consumo de agua es indispensable para evitar la deshidratación tan común cuando tienes fiebre y diarrea. En algunos casos se recomienda consumir agua fortificada en electrolitos.

Miel

Puedes agregar miel al agua para aliviar las molestias del tracto digestivo y aumentar tu energía. Si eres un fanático de la miel también puedes comerla a cucharadas, todo está permitido en pos de mejorar tu situación. Es un delicioso y nutritivo remedio natural, aprovecha los poderes curativos de la miel al máximo eligiendo productos de calidad.

Plátano

Si estás sufriendo de diarrea, comer uno dos plátanos al día te ayudará notablemente. Además la pectina que contiene absorberá los líquidos del intestino y el potasio equilibrará la pérdida de electrolitos.

Clavo de olor

Prepara un té de clavo de olor para aprovechar sus propiedades antibióticas y antibacterianas. Debes beber este té varias veces al día durante una semana.

Limón

Al ser un desinfectante natural te ayudará a alcalinizar tu tracto gastrointestinal. Puedes preparar deliciosas limonadas en las que además puedes incorporar otros ingredientes naturales como la menta o los arándanos que también son beneficiosos en casos de infecciones.

Qué comer cuando tienes tifoidea

Todavía no sabes todo lo que es bueno para la tifoidea, ya que hay una parte muy importante en la recuperación que es llevar una dieta acorde a tu malestar y rica en nutrientes para acelerar tu recuperación.

Alimentos recomendados

Puedes armar una dieta como más te guste incluyendo arroz, zapallo, pollo, vegetales varios, zumos y sopas. Pero ¿qué beneficios aporta cada grupo alimenticio y por qué debes incluirlos?

  • Vegetales. Asegúrate de incluir vegetales de toda clase (siempre lavados con agua no contaminada), especialmente los que tienen propiedades antibacterianas como el ajo y la cebolla.
  • Frutas. Especialmente los cítricos, como ya sabes el limón es un remedio natural para tratar la fiebre tifoidea. Las toronjas, naranjas, mandarinas y cualquier otro cítrico tienen propiedades similares que puedes aprovechar en batidos, zumos y ensaladas de frutas.
  • Germinados. Escoge los tipos de germinados que más te gusten y aprovecha sus propiedades en nutritivas ensaladas.
  • Sopas. Cuando sufres fiebre tifoidea es muy importante comer para recuperarte, pero a veces el malestar hace que no quieras ni acercarte a un plato. Las sopas son una buena opción porque contienen muchos nutrientes y es fácil de comer aunque no te sientas bien.
  • Pollo. Siempre bien cocido, al vapor a la plancha, nunca frito. Es de fácil digestión y una alternativa a otras carnes que debes evitar por ahora.

Alimentos desaconsejados

Los alimentos que no debes comer son tan importantes como los que sí debes incorporar ya que una mala elección puede causarte muchas molestas más de las que ya tienes. Veamos cuáles son los alimentos desaconsejados en el tratamiento de fiebre tifoidea.

  • Alimentos refinados. Azúcar, harinas, sodas, galletas, enlatados están totalmente prohibidos en la dieta para la tifoidea ya que contienen químicos que no son de mucha ayuda para esta recuperación. Es recomendado que evites todo tipo de panificado ya que atascan el intestino e impiden la correcta evacuación de toxinas y desechos, elige productos integrales y caseros.
  • Derivados lácteos. Principalmente el queso y la leche, ya que los yogures ricos en probióticos si son recomendados. Sin embargo alimentos como el queso y la leche impiden que los nutrientes se absorban correctamente, además puede producir indigestión por las enzimas que contienen.
  • Productos dietéticos. Además de contener químicos nada recomendados contienen un endulzante que impide la correcta desintoxicación del cuerpo.
  • Embutidos y carnes. Lo que tienes que hacer es limpiar tu cuerpo, por lo tanto debes evitar a toda costa consumir alimentos que lo contaminen, dos grandes ejemplos son las carnes rojas y embutidos, además de los alimentos fritos.

Remedios antibacteriales

Aunque cada tipo de infección requiere remedios específicos, la naturaleza ofrece diversas opciones antibacteriales que te ayudarán a mitigar los síntomas que producen las bacterias en tu organismo y a deshacerte de ellas rápidamente.

  • Los probióticos. Presentes en el yogur, queso y leche fortificados en estos microorganismos vivos. Te ayudarán, entre otras funciones, en el tratamiento de la bacteria que produce la gastritis, denominada Helicobacter Pylori.
  • La acacia. Esta planta medicinal tiene compuestos con propiedades microbiales, particularmente efectivas contra una de las bacterias causantes de las infecciones urinarias, la Streptococcus faecalis.
  • El ajo. Al hablar de antibacterianos no puedes olvidar el ajo, efectivo para diferentes tipos de infecciones: de muela, oídos, urinarias y hasta del aparato respiratorio.

¿Has sufrido fiebre tifoidea?

Si

5/0

No

1/0

No lo sé

¿Cómo la has tratado?
IMPORTANTE: La misión de "¿Qué es la fiebre tifoidea y cómo se cura con remedios caseros?" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "¿Qué es la fiebre tifoidea y cómo se cura con remedios caseros?"

Comenta en Google+