Cuidados del ombligo del recién nacido: cómo curar el cordón umbilical del bebé

Qué hacer cuando se cae el cordón umbilical

¿Sabes cómo curar el cordón umbilical del bebé? Te diré cuáles deben ser los cuidados del ombligo del recién nacido y qué hacer cuando se cae el cordón umbilical. ¡Acompáñame!

Si acabas de tener tu primer bebé, problablemente te preguntes qué hacer cuando se cae el cordón umbilical y qué cuidados deberás tener con el ombligo de tu recién nacido. Pero antes, vamos a ver de qué estamos hablando. Smiley face

Qué es el cordón umbilical

El cordón umbilical es el conducto que te mantiene unida a tu bebé, durante los 9 meses de embarazo. A través de él tu pequeño recibe tanto el oxígeno, como todos los nutrientes que su cuerpito en formación necesita para crecer y desarrollarse. Al mismo tiempo, elimina por el mismo, el bióxido de carbono y los deshechos.

Por otra parte, el cordón umbilical es un conducto flexible de aproximadamente medio metro de longitud, en cuyo interior corren dos arterias y una vena, que unen la placenta con el ombligo del futuro bebé.

Cuidados del cordón umbilical

Ni bien nace el bebé, el cordón umbilical que lo mantenía unido a la placenta se corta y se pinza. Así lo verás en tu bebé cuando te lo entreguen. En principio, el cordón recién cortado puede causar cierta impresión, sin embargo, a medida que transcurren los días, comienza a secarse y se cae.

Seguramente, al verlo te preguntarás cómo curar el cordón umbilical del recién nacido. Ante todo, tranquilízate, te diré cuáles son los cuidados del cordón umbilical, para que siga su curso sin complicaciones.

  • En primer lugar, deberás curar el cordón umbilical al menos 3 veces por día. La forma de hacerlo es envolviéndolo en una gasa humedecida con alcohol de 70 grados. Cabe señalar que en la actualidad, hay quienes prefieren dejar que se seque y cure sólo, sin recurrir al alcohol.
  • Evita cubrir el cordón umbilical con el pañal, ya que si lo haces tardará más en secarse y caer.
  • En algunos casos, se indica usar algún antiséptico para evitar la infección. Sin embargo, esto no es siempre necesario.
  • Si decides bañar a tu bebé, antes de la caída del cordón umbilical, deberás hacerlo con mucho cuidado evitando que quede húmedo.

¿Cuando se cae el ombligo?

En cualquier caso, una vez que el cordón umbilical se seque completamente, el ombligo se caerá. Esto ocurre generalmente en la primera semana, aunque en algunos casos, se demora una o dos semanas más.

¿Qué hacer cuando se cae el cordón umbilical? Durante días o semanas estuviste esperando este momento. Sin embargo, ahora te preguntas qué hacer. Ante todo, observa cómo queda el ombligo del bebé cuando se cae.

  • En ocasiones, puede haber quedado una pequeña protuberancia que deberá secarse y volver a caerse. Si ese es el caso, consulta con el médico. Quizás indique nitrato de plata para acelerar el secado y evitar infecciones.
  • Si en cambio, no se observa ninguna protuberancia, continúa observando que todo siga bien. Ya puedes bañar a tu bebé, si te aseguras de que el ombligo queda bien limpio y seco.

Cómo limpiar el ombligo

La limpieza del ombligo del bebé es fundamental para evitar infecciones. Ahora bien, ¿cómo se limpia el ombligo del recién nacido?, ¿cuáles son los cuidados del ombligo del recién nacido después de la caída?

  • En primer lugar, antes de limpiar el ombligo de tu recién nacido, lava muy bien tus manos con agua y jabón.
  • Si la gasa se ha secado y pegado, no tironees de ella. Humedécela con agua tibia para que se desprenda por sí sola.
  • A continuación, embebe una gasa en alcohol y con pequeños toquecitos muy suaves limpia la zona.
  • Toma otra gasa limpia y seca muy bien. Asegúrate que no quede húmedo, ya que si así fuese puede favorecer el desarrollo de infecciones.
  • Si ves restos de tejido, sangre o supuración seca, deja que se desprendan naturalmente.

Ombligo recién nacido infectado

Ante todo, tienes que estar atenta a los indicios que hagan suponer que el ombligo del recién nacido está infectado o corre riesgo de infectarse. ¿Cómo? Pues, observa lo siguiente:

  • Si el ombligo del bebé sangra después de caerse.
  • Si tiene mal olor o supura. Esto si bien puede ser normal, en ocasiones puede ser señal de infección.
  • Si la piel que lo rodea se ve enrojecida e inflamada.

Si se ve mal y tienes dudas, no te demores en consultar al médico.

Cómo curar el cordón umbilical

Por otra parte, existen diferentes remedios caseros que se han utilizado tradicionalmente para secar y curar el cordón umbilical. Entre ellos se destacan los siguientes:

  • Agua con un paño caliente.
  • Agua y jabón.
  • Mantequilla, aceite de cocinar o aceite de oliva.
  • Alcohol.
  • Polvos de seda, similares al talco.
  • Calostro o leche materna.
  • Aceite de alcanfor.
  • Oclusión, mediante la aplicación de una venda sobre el ombligo.
  • Violeta de genciana.
  • Solución yodada. No se recomienda porque la absorción de yodo podría ser perjudicial para el bebé.

En cualquier caso, el método de elección es mantener el cordón limpio y seco. Sin embargo, cabe señalar que estudios realizados aplicando unas gotas de calostro sobre el cordón desde las primeras horas de vida, demostraron que el mismo aceleraba la cicatrización del ombligo, disminuyendo los riesgos de infección.

Otros cuidados del recién nacido en el hogar

Si eres mamá primeriza, te preguntarás qué necesita un bebé recién nacido. Son muchas las dudas que te pueden invadir en los primeros días y semanas de vida de tu bebé. La atención inmediata del recién nacido no sólo te demanda mucho tiempo y dedicación, sino también que estés al tanto de cómo responder a diferentes situaciones que se pueden presentar. A continuación encontrarás más información para los cuidados del recién nacido en el hogar.

  • Cómo tratar la ictericia. Uno de los problemas que puede afectar a tu recién nacido es la ictericia. En realidad, la ictericia del recién nacido es una respuesta fisiológica del organismo de tu pequeño, que desaparece en las primeras semanas de vida. Sin embargo, si quieres saber más, puedes seguir el enlace anterior.
  • Cómo estimular a tu recién nacido. Por otra parte, existen muchas técnicas para estimular a tu pequeño desde el primer momento de vida. Una de las que cada vez está ganando más adeptos es la que se realiza en el agua. Descubre cómo aprovechar su baño diario para que sea un momento de relajación, estimulación y diversión.
  • Cómo amamantar a tu bebé. Por último, una de las cosas que deberás aprender es a amamantar a tu recién nacido. Existen muchas técnicas para hacerlo. Lo ideal es que encuentres la mejor para tí y tu pequeño. De modo tal, que ambos puedan aprovechar los beneficios de la lactancia materna.

¿Con qué curas el cordón umbilical de tu recién nacido?

Sin nada, dejo que se cure sólo

Con alcohol

Con calostro y leche materna

Con aceites o mantequilla

Con agua y jabón

Por oclusión

Con talcos

Con yodo

Con alcanfor

Con genciana

¿Cómo limpias el ombligo de tu bebé?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cuidados del ombligo del recién nacido: cómo curar el cordón umbilical del bebé"

Comenta en Google+