Qué es el mal de altura: síntomas y tratamiento del mal de montaña

Efectos de la altura en la presión arterial: cómo evitar el mal de altura con remedios naturales

¿Has oído hablar del mal de altura? En este artículo te diré no sólo qué es el mal de altura o de montaña, sino también cuáles son sus síntomas y tratamiento. Además, te explicaré cuáles son los efectos de la altura en la presión arterial para que sepas cómo evitar el mal de montaña. ¡Acompáñame!

Qué es el mal de altura

Quizás hayas oído hablar del mal de altura, pero ¿a qué se llama mal de altura?, ¿qué es el mal agudo de montaña? Pues bien, el mal de la montaña, también conocido como apunamiento, no es ni más ni menos que la falta de adaptación del organismo a la falta de oxígeno, a medida que nos elevamos por encima del nivel del mar.

Ahora bien, ¿a cuántos metros aparece el mal de altura? Generalmente, se produce cuando subimos por encima de los 2400 metros de altura. Sin embargo, esto depende tanto de la altura como de la velocidad del ascenso. En cualquier caso, si practicas trekking o senderismo de montaña es importante que sepas qué es y cómo se trata.

Mal de altura, síntomas

En primer término, te preguntarás cuáles son los síntomas y en que consiste el mal de altura para actuar rápidamente y evitar sus consecuencias más graves. Entre los síntomas que puedes experimentar ante un mal agudo de montaña se destacan los siguientes:

  • Mareos
  • Cefaleas, es decir, dolores de cabeza.
  • Síntomas digestivos como náuseas, vómitos y falta de apetito.
  • Fatiga y agotamiento físico.
  • Nerviosismo
  • Trastornos del sueño, tanto somnolencia como insomnio y disnea súbita nocturna, te puedes despertar de repente durante la noche con sensación de ahogo.
  • Taquicardia, es decir aumento del ritmo cardiaco

Efectos de la altura en la presión arterial

La altura afecta todo tu organismo en general y en especial, tu presión arterial. En primer lugar, se ha comprobado que a mayor altura la presión arterial también aumenta. Te explicaré cómo actúa la altura sobre la misma.

  • La falta de oxígeno provoca que el corazón aumente su frecuencia, como mecanismo compensatorio para responder a la demanda de oxígeno de los tejidos.
  • Al mismo tiempo, los vasos sanguíneos se estrechan por lo que aumenta la resistencia periférica al flujo de sangre.
  • Ambos factores determinan la elevación de la tensión arterial.

Cuáles son las causas del mal de altura

Cuánto mayor es la altura a la que asciendes, menor es la cantidad de oxígeno disponible. Ten en cuenta que el oxígeno es fundamental para todas las funciones vitales de tu organismo, tanto físicas como mentales. No obstante, existen otros factores que contribuyen, tales como:

  • La velocidad del ascenso. Si asciendes rápidamente, tu organismo no tendrá oportunidad de adaptarse a la menor disponibilidad de oxígeno.
  • La altura inicial. Cuánto menor sea la altura inicial mayor será el cambio al que deberá adaptarse el organismo.
  • La actividad desplegada. Toda actividad demanda oxígeno, por tal razón si te sometes a un gran esfuerzo estarás más expuesto a sufrir los síntomas del mal de altura.
  • La susceptibilidad personal, ya que algunas personas son más susceptibles que otras.

Mal de altura, tratamiento

Si tienes alguno de los síntomas y quieres saber cómo combatir el mal de altura, lo más conveniente es que dejes de ascender. Incluso puede ser conveniente que desciendas algunos metros y permanezcas allí hasta que te aclimates. Por otra parte, es importante que sepas qué tomar para el mal de altura. Puedes recurrir a las pastillas para la altura o a los remedios caseros y naturales.

Pastillas para la altura

Para el tratamiento farmacológico del mal de altura, el médico puede indicar pastillas de acetazolamida. Sin embargo, como cualquier otro tratamiento medicamentoso puede tener contraindicaciones y efectos adversos, por lo que sólo un profesional de la salud puede determinar la conveniencia de su administración.

Remedios caseros

En cambio, tienes a tu disposición muchos remedios caseros y naturales a los que recurrir. Entre ellos:

  • Bebe agua en abundancia. El agua es el primer remedio, el más importante y el que no puede faltar, ya que la altura enlentece el ritmo respiratorio, provocando deshidratación.
  • Toma jengibre en gotas. Por su parte, el jengibre es uno de los mejores remedios para aliviar los síntomas del mal de altura. Toma 20 gotas de jengibre líquido diluído en media taza de agua.
  • Incluye ginkgo biloba en tu botiquín de altura. Esta planta tiene propiedades para fluidificar la sangre y de tal modo, mejora la circulación y el aporte de oxígeno, en especial al cerebro. Dado que la falta de oxígeno es la responsable de la mayoría de los síntomas del mal de altura, el ginkgo constituye un excelente remedio para su tratamiento natural.
  • Haz una dieta rica en ajo. Tanto durante el ascenso como en los días previos. El ajo es muy rico en principios activos que ayudan a fluidificar la sangre.
  • Bebe infusiones de clavo de olor. Prepara una infusión colocando una cucharada de clavo de olor en un litro de agua hirviendo. Deja infusionar 15 minutos, reserva y bebe 3 tazas al día. El clavo de olor mejora la circulación y la llegada de oxígeno a los tejidos.
  • Consume soda de limón. Resulta útil para evitar los vómitos que son uno de los malestares digestivos más frecuentes en el mal de altura.
  • Toma infusiones de menta, menta poleo, tomillo o albahaca. Todas estas plantas son buenas tanto para tratar como para prevenir el mal de altura. Consúmelas desde unos días antes a emprender el ascenso. Para preparar estas infusiones bastará que coloques una cucharadita de hojas secas por cada taza de agua hirviendo.
  • Consume agua de regaliz. Para preparar agua de regaliz, haz una decocción con su raíz seca. Bebe fría para mantenerte hidratad@.
  • Prepara pociones de limón, jengibre y miel. Estos ingredientes no sólo alivian algunos de los síntomas del mal de altura como por ejemplo, el dolor de cabeza, sino que además te darán energía, en caso que sigas ascendiendo.

Consecuencias del mal de altura

Ten en cuenta que si bien los síntomas del mal de altura suelen ser temporales y desaparecen con la aclimatación, en casos severos pueden ser fatales y dar origen a:

  • Un edema pulmonar de altura
  • Un edema cerebral de altura
  • A la muerte incluso, en casos extremos.

Cómo evitar el mal de altura

De todos modos, existen formas de prevenir el mal de altura que deberás tener en cuenta:

  • Aclimátate. Sin duda, lo primero que tienes que hacer para prevenir el mal de altura es dar tiempo a tu organismo para la aclimatación. Es decir, subir lentamente, para evitar cambios bruscos.
  • Manténte bien hidratad@. Para ello bebe entre 4 y 5 litros de agua al día.
  • Consume de preferencia carbohidratos, dentro de una dieta variada.
  • Recurre a los remedios caseros. Ellos te serán de utilidad tanto para prevenir como para aliviar los síntomas del mal del altura.

Ahora ya tienes toda la información que necesitas para hacer sin riesgo tu trekking de montaña, con sólo clickear en el siguiente enlace obtendrás: Todo sobre el mal de altura o de montaña en PDF, listo para descargar.

Información para senderistas de alta montaña

Si eres senderista de alta montaña, seguramente, ya estarás al tanto de los beneficios del senderismo de altura. Sin embargo, si aún no lo eres y estás considerando iniciarte en él, te invito a descubrir más de esta apasionante actividad, que no sólo te ofrece esparcimiento, sino también ayuda tanto al mejoramiento de tu salud, como a tu desarrollo espiritual.

¿Qué tomas para el mal de altura?

Mucha agua

Jengibre

Comes ajo

Ginkgo biloba

Infusiones de clavo de olor

Soda de limón

Infusiones de menta, poleo, tomillo o albahaca

Agua de regaliz

Pociones de limón, jengibre y ajo

¿Qué otro remedio conoces para el mal de altura?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Qué es el mal de altura: síntomas y tratamiento del mal de montaña"

Comenta en Google+