Desgarro muscular: qué es, síntomas y tratamiento casero

Tipos de desgarro muscular: cómo curarlos

¿Crees que has sufrido un desgarro muscular? Te diré qué es, cuáles son los síntomas y cuál es el tratamiento casero de un desgarro muscular. Además, descubrirás cómo curar los diferentes tipos de desgarro muscular. ¡Acompáñame!

Qué es desgarro muscular

Un desgarro muscular es una lesión, que consiste en la rotura de las fibras de un músculo. Puede ser causada tanto porque has sometido el músculo a un estiramiento excesivo, como porque has hecho una contracción demasiado rápida o porque lo has sometido a un esfuerzo mayor del que puede resistir.

Tipos de desgarro muscular

Básicamente existen 3 tipos de desgarro muscular, de acuerdo a la gravedad de la lesión que te hayas causado. Estos son:

  • Grado 1 o leve. Si has sufrido un desgarro muscular leve, la lesión no es muy importante. Tardarás sólo de 8 a 10 días en recuperarte.
  • Grado 2 o moderado. En cambio, si el desgarro muscular ha sido moderado, se trata de un desgarro parcial, ya que sólo se han roto parte de las fibras musculares. No obstante, la recuperación te demandará de 3 a 4 semanas, aproximadamente.
  • Grado 3 o grave. Por último, si has tenido un desgarro muscular grave, en este caso, el desgarro es total, ya que se han roto la mayoría de las fibras musculares. De allí que la recuperación te puede llegar a demandar de uno a tres meses.

Desgarro muscular: síntomas

En cualquier caso, los síntomas del desgarro muscular, no se hacen esperar. Los principales son:

  • Dolor intenso. El dolor del desgarro muscular es el síntoma principal. Es agudo y se presenta de manera repentina, aunque momentánea.
  • Hematoma. En general, el desgarro muscular va acompañado de un hematoma, más extenso cuánto más grave ha sido el desgarro.
  • Inflamación. Es habitual que la zona del desgarro muscular se encuentre inflamada, a tal punto que obstaculiza la movilidad, causando parálisis temporal.

Desgarro muscular: tratamiento casero

Para el tratamiento casero del desgarro muscular ten en cuenta las sugerencias que te comparto a continuación, de acuerdo a la ubicación del mismo.

En la pierna

Un desgarro muscular en la pierna, generalmente afecta al gemelo. Si la lesión es leve podrás tratarla en casa. Haz reposo y aplica hielo. A continuación, venda la pierna. Mantén la pierna en alto con la ayuda de almohadones. Esto tendría que ser suficiente para aliviar los síntomas. Si no fuese así, quizás el desgarro sea de mayor importancia. En tal caso, consulta al médico.

De muslo

En cambio, un desgarro muscular en el muslo, frecuentemente, afecta al cuádriceps. Las recomendaciones para tratar un desgarro leve en esta localización, son básicamente las mismas que se aplican en un desgarro muscular de gemelo.

De espalda

Un desgarro muscular de espalda, habitualmente, se produce en la parte baja de la misma. Las primeras medidas son reposo y hielo, aunque el reposo no debe prolongarse demasiado, para evitar el debilitamiento de los músculos. Por otra parte, a diferencia de otro tipo de desgarros musculares en los que está contraindicado el calor y los masajes, tanto uno como los otros pueden ser buenos en una segunda instancia para tratar un desgarro de espalda.

En el brazo

Por su parte, un desgarro muscular en el brazo se trata con reposo, hielo y vendaje. Esta tríada generalmente funciona en la mayoría de los desgarros musculares.

De abdomen

Para desinflamar y aliviar el dolor de un desgarro abdominal puedes recurrir al hielo, al menos en un primer momento. Más tarde, te aliviará más el calor. Es muy importante que evites en la medida de lo posible la actividad de la musculatura del abdomen. Con tiempo y paciencia, los sintomas desaparecerán. Si así no fuese, consulta al médico.

De costilla

Por último, para el desgarro muscular intercostal o de costilla, el recurso del hielo también es la primera recomendación, ya que resulta lo más efectivo tanto para bajar la inflamación, como para aliviar el dolor. En caso que sea sólo un desgarro y el dolor no ceda, consulta a tu médico sobre la posibilidad de utilizar una faja o vendaje elástico.

Cómo curar desgarro muscular

Si has tenido un desgarro, cualquiera sea su localización, necesitas saber cómo se cura un desgarro muscular. Pues bien, a continuación te doy algunas líneas generales sobre cómo tratar un desgarro muscular en casa.

  • Haz reposo. Ante todo debes evitar movilizar la articulación implicada para no agravar aún más la lesión de tu músculo.
  • Aplica hielo. Otra de las primeras medidas que debes tomar es aplicar compresas de agua fría. De tal modo, lograrás combatir la inflamación que habitualmente, se produce en la zona del desgarro muscular.
  • Realiza un vendaje. De tal modo, inmovilizarás la zona y evitarás que la lesión se extienda.
  • Toma analgésicos naturales. Por otra parte, existen analgésicos naturales, como el sauce, la lavanda, la pasiflora, que puedes tomar para aliviar el dolor, sin necesidad de recurrir a los fármacos.
  • Prepara una cataplasma. Emplea las propiedades analgésicas y antiinflamatorias de las plantas para preparar cataplasmas con sus aceites esenciales.
  • Masajea el músculo. Puedes emplear estos mismos aceites para aplicar suaves masajes en la zona dolorida.

Tratamiento para el desgarro muscular: otras alternativas naturales

Para el tratamiento del desgarro muscular existen muchas terapias alternativas que te dan una solución natural al problema. Entre ellas se destacan las siguientes opciones de tratamiento, que puedes tener en cuenta.

  • Prueba con biomagnetismo. El biomagnetismo o terapia con imanes es una alternativa de tratamiento que apunta a corregir los desequilibrios energéticos del organismo, para de tal modo, tratar y curar las diferentes enfermedades que los mismos ocasionan, entre ellas los dolorosos desgarros musculares.
  • Recurre a la osteopatía. En cambio, la osteopatía es una técnica de medicina natural que toma al cuerpo como un todo. El tratamiento osteopático se basa en masajes realizados por un especialista osteópata, que también son aplicables a la cura de desgarros musculares.
  • Haz ejercicios de estiramiento. Los ejercicios de estiramiento, no sólo son una excelente forma de evitar desgarros musculares, sino que además, son buenos para el tratamiento de un desgarro muscular, ya que mejoran tanto la flexibilidad como la movilidad. Tal es el caso de los ejercicios de estiramiento para los gemelos, unos de los músculos que más fácil y rápido se desgarran.

¿Dónde has sufrido un desgarro muscular?

En la pierna, de gemelos

2/0

En el muslo

4/1

En la ingle

0/1

De abdomen

0/1

En el brazo

0/1

De costilla o intercostal

2/2

De espalda

0/1

¿De qué otro músculo has tenido desgarros musculares?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Desgarro muscular: qué es, síntomas y tratamiento casero"

Comenta en Google+