Cómo preparar una crema para dolores musculares casera

La mejor pomada antiiflamatoria casera

¿Estás buscando aliviar esa terrible molestia luego de hacer ejercicio? Prueba con una crema relajante muscular y dile adiós para siempre.

Los dolores musculares son un problema común. Más de una vez te habrá sucedido que realizas un mal movimiento, comienzas a ejercitarte o te lesionas realizando algún tipo de deporte o actividad física y ese fuerte dolor aparece en tu espalda, brazos o piernas. En el mercado hay cremas para dolores musculares muy fuertes que resultan efectivas, pero tú mismo puedes preparar una crema antiinflamatoria que aliviará las molestias y te permitirá seguir disfrutando de tus actividades diarias.

Por qué se origina el dolor muscular

El dolor muscular puede comprometer uno o más músculos y generalmente surge por una sobrecarga en la tensión muscular provocada por realizar ejercicio en exceso, comenzar una nueva actividad física, un mal movimiento o un esfuerzo físico. Puede comenzar cuando estás realizando la actividad en cuestión, minutos después de terminarla o al otro día. Sea como sea es muy molesto y puede comprometer tus actividades cotidianas.

Pero los dolores musculares también pueden estar relacionados a una enfermedad la tradicional gripe, la dolorosa fibromialgia, un imprevisto esguince, lesión y hasta por el estrés o el déficit de vitamina D. En todos los casos es importante primero ir a la causa del dolor, es decir si tienes gripe tratarla, si te lesionaste ir a un médico, si no consumes suficiente vitamina D, comenzar a hacerlo y en el caso de que sea por una actividad física estirar muy bien antes y después de practicarla.

Sin embargo el dolor seguirá ahí una vez que se originó y si bien suele irse por sí solo siempre es bueno contar con un spray para dolores musculares, una crema o pomada que te permita aliviarlo rápidamente. Hay diversos ingredientes naturales que pueden formar la mejor pomada antiinflamatoria, debes saber elegirlos. A continuación encontrarás una sencilla receta para preparar una pomada para dolor muscular en tu hogar y aliviar esa molestia.

Cómo hacer una pomada para el dolor muscular

Prepara una crema antiinflamatoria para aliviar el dolor muscular es muy fácil. Sólo debes contar con los ingredientes y un momento para usarla, relajarte y comenzar a sentirte mejor. Puedes usar esta crema para tratar el dolor de espalda, brazos, piernas, cuello o cualquier parte del cuerpo en la que sientas dolor muscular.

Los ingredientes de esta pomada dolor muscular bajarán la inflamación, relajarán la zona afectada, mejorarán la circulación y aliviará el dolor ya que tiene efecto analgésico.

Ingredientes

  • 2 cucharas de árnica.
  • 3 cucharadas de aceite de coco.
  • 1 cucharadita de cayena en polvo.
  • 1 cucharada de arcilla blanca.

Preparación

  • Comienza a preparar esta pomada para el dolor mezclado todos los ingredientes secos: el árnica en polvo, la cayena y la arcilla blanca.
  • Luego agrega poco a poco el aceite de coco. Debe quedar una mezcla cremosa, en caso de necesitar un poco más de aceite, incorpóralo.
  • Las cantidades son estimativas, puedes ir probando diferentes variantes hasta encontrar la que mejor alivie tu dolor muscular o articular.

Aplicación

  • Frota la pomada antiinflamatoria en la zona afectada durante unos 5 minutos dando suaves masajes
  • Deja actuar durante 10 minutos.
  • Enjuaga y repite entre 2 y 3 veces al día.

Más formas de aliviar dolores musculares

Usar una pomada para dolor de espalda no es la única forma de aliviarlo. Puedes usarla con ejercicios, baños relajantes, electroestimulación y hasta suplementos que te harán sentir mejor. Conoce algunas alternativas y comienza ya a calmar ese dolor muscular sin importar su origen.

  • Baños relajantes. Un baño tibio relajante es un buen truco para terminar un día agitado libre de dolores musculares causados por el estrés, una gripe o el ejercicio físico. Luego aplica una crema de calor muscular y te irás a la cama como nuevo.
  • Ejercicios aliviadores. El yoga, ejercicios de estiramiento muscular y relajación son algunas de las mejores herramientas para aliviar el dolor muscular sin importar donde se origine. Combina estos ejercicios con un spray para dolores musculares o una crema para el dolor y te sentirás mucho mejor.
  • Electroestimulación para el dolor. Cuando el dolor no se va con ningún truco es hora de pasar a la electroestimulación, es una terapia de masajes que te aliviarán todas las molestias. Siempre es bueno combinarla con una crema relajante muscular.
  • Cloruro de magnesio. Así como la deficiencia de vitamina D puede provocar dolores musculares, la de cloruro de magnesio produce algo similar. Puedes incorporarlo en suplementos o bien encontrarlo en alguna crema muscular.

¿Usas alguna crema para los dolores musculares?

Si

1/1

No

0/2

A veces

0/1

¿Cuál te ha funcionado bien?
IMPORTANTE: La misión de "Cómo preparar una crema para dolores musculares casera" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo preparar una crema para dolores musculares casera"

Comenta en Google+