El pycnogenol, una aspirina natural en la corteza de los árboles

Una sustancia natural que calma el dolor

¿Ya has escuchado hablar del pycnogenol? Se trata de un elemento natural que se encuentra en la corteza de algunos árboles y puede ayudarte a generar un efecto similar al de una aspirina. Conoce más acerca de este interesante remedio.

La aspirina es uno de los medicamentos más utilizados actualmente, aunque no es lo recomendado, generalmente ante cualquier dolor o molestia tomas una. Sus propiedades analgésicas hacen que puedas seguir con tu día sin tener que detenerte, así es vendida en diversas publicidades esta droga.

Pero este uso casi desmedido de la aspirina puede traer algunos problemas, en primer lugar, la necesidad de dosis más potentes por su uso cotidiano, a largo plazo puede causar problemas gastrointestinales graves, ya que es anticoagulante, puede provocar zumbido en el oído y otros trastornos de la audición, hasta la pérdida permanente.

El pycnogenol, un analgésico que está en los árboles

Pero hay otras opciones, como el pycnogenol, la alternativa natural que se encuentra en la corteza de los árboles. El pycnogenol es un producto derivado de la corteza del pino Pinus pinaster y sus ingredientes activos también puedes encontrarlo en la piel de maní y la semilla de la uva.

Contiene sustancias que mejorarían el flujo de la sangre y estimularían el sistema inmune, gracias a sus antioxidantes.
Si bien en los Estados Unidos, donde se lo denominó oficialmente pycnogenol, las investigaciones y estudios son bastante recientes, en Europa hace más de 40 años que la ciencia se interesa en esta sustancia.

Su capacidad de diluir la sangre podría ser comprable con el de la aspirina, pudiéndose usar para tratar problemas similares y sin contraindicaciones. El pycnogenol sería bueno para tratar el asma, dolores musculares, menstruales y otros, alergias, problemas circulatorios, entre otros.

Pino

Debes tener algunas precauciones en cuanto a interacción con medicamentos que debilitan el sistema inmunológico, ya que el pycnogenol aumenta su actividad, consulta con tu médico. Exceptuando estos casos su uso es posiblemente seguro en dosis enter 50 mg y 450 mg por hasta 6 meses. Si notas mareos, dolores de cabeza y úlceras en la boca discontinúa su uso.

¿Has probado alguna vez el pycogenol?

Si, es genial

1/3

Si, es bueno

3/0

Si, no dio resultado

0/1

No, pero quiero probarlo

6/2

No, no me interesa

2/0

¿Cómo lo has probado?

2 Comentarios en "El pycnogenol, una aspirina natural en la corteza de los árboles"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

jose florez muñoz ...

No lo he probado

0

8 de jun, 2015 - 01:01:01

Sonia Aldana ...

Quiero provarlo tengo artritis reumatoide

0

15 de jun, 2015 - 20:08:23

Escribe tu comentario en "El pycnogenol, una aspirina natural en la corteza de los árboles"

Comenta en Google+