Remedio de kratom para los dolores

Un excelente analgésico natural

El kratom es una hierba milenaria que tiene grandes capacidades sedantes y analgésicas. Es por esto que se la suele emplear mucho para calmar algunos dolores. Así es como aprenderás a usarla para mitigar esas dolencias que puedas llegar a tener.

¿Te gustaría conocer más acerca de cómo calmar tus dolores de forma natural? Pues entonces has llegado al sitio indicado. Es que aquí vas a poder descubrir cómo usar en forma de analgésico a una de las hierbas más populares del sudeste asiático: el kratom.

Qué es el kratom

Es una planta muy popular en el sudeste asiático y en buena parte de dicho continente en general. Proviene de la familia de las rubiaceas y tiene cierto parentezco con el café.

En Asia se emplea con fines medicinales desde tiempos remotos. Así es como se suelen mascar sus hojas frescas o directamente secarlas y pulverizarlas. Luego, el polvo se emplea mucho más fácilmente en cualquier preparado.

Hoy por hoy, su uso sigue siendo muy extendido en todo el continente asiático, pero también ha llegado a buena parte del mundo, pudiendo conseguirse muy fácilmente en farmacias, tiendas de productos naturales y ni hablar online, sobre todo en su formato de polvo o extracto.

Kratom: ¿cuáles son sus propiedades?

  • Es un gran analgésico. Sin duda alguna, el uso principal que tiene el kratom está asociado directamente con sus propiedades analgésicas. Tiene una gran capacidad para aliviar el cuerpo en general. Es bueno tanto para jaquecas, como para dolores musculares. Podría decirse que es un sucedáneo natural del ibuprofeno.
  • Es un buen sedante. Tiene suaves efectos tranquilizantes, porque se trata de una planta con un leve poder hipnótico, como lo tiene la pasiflora o la valeriana, por poner dos ejemplos. Puede ser buena para sentirte de mejor humor.
  • Es un buen digestivo. Además, el consumo de un té de hojas de kratom puede ayudarte a digerir mejor las comidas y a evitar esa sensación de malestar gástrico.

Cómo preparar un remedio analgésico con kratom

  • Consigue kratom en hojas secas y muélelas hasta formar un polvo. Está claro que también puedes conseguir directamente la hierba en polvo.
  • Luego, mézclala con agua caliente hasta formar una infusión, sin dejar de revolver. Bebe y espera sus efectos, que vendrán al rato y te beneficiarán notablemente.
  • Si el sabor te resultara demasiado fuerte, no tienes más que añadir un poco de leche, chocolate en polvo amargo (dicen que va muy bien para mejorar el sabor) y también algún zumo natural de frutas.
Kratom

Otros analgésicos naturales

Sin duda alguna, ya va siendo hora de que conozcas algunos otros analgésicos naturales con los cuales podrás calmar los dolores que te aquejan. Opciones, como verás, no te van a faltar.

  • Calmante de sauce. El sauce, con su contenido de salicina, es una de las plantas más adecuadas para calmar el dolor. De hecho, se la conoce como la "aspirina natural".
  • Pimienta de cayena. Es sabido que el picante calma el dolor, porque la capsaicina (su principio activo) tiene la potestad de irrigar las terminaciones nerviosas favorablemente. Puedes usarlo, sobre todo en forma de cataplasma para dolores musculares, por ejemplo.

¿Ya habías usado el kratom?

Si

0/4

No

1/1

Recién lo conozco

2/1

¿Algun otro analgésico natural para recomendar?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Remedio de kratom para los dolores"

Comenta en Google+