Sobrepeso y propósitos del año nuevo

Cada primero de año, especialmente después de los excesos de las fiestas navideñas, fin de año, Año Nuevo y Reyes, casi todos hacemos propósitos de enmienda y nos planteamos perder peso de inmediato. Un propósito que no debiera quedarse en proyecto...

Tras la llegada del nuevo año, vuelven los buenos propósitos que, en muchas ocasiones, se quedan sólo en eso: intenciones.

Con la llegada del nuevo año y tras los excesos propios de las fiestas navideñas, la gran mayoría se plantea iniciar determinados propósitos de enmienda, como podría ser realizar una dieta para perder esos kilos que nos han traído los Reyes Magos.

De hecho, según recientes estudios, más del 30% de la población tiene problemas de obesidad y más de la tercera parte presentan sobrepeso. Y, es que, igual de importante es perder peso como desintoxicar nuestro organismo al que hemos sometido a más de un peligroso exceso que puede pasarnos factura.

En general comemos mal, tenemos estrés y somos excesivamente estáticos; condiciones que se agravan en navidad. Éste es un problema que las sociedades ricas pagan con el aumento de las enfermedades cardiovasculares, de ahí la necesidad de plantearse muy seriamente estos propósitos que generalmente nos formulamos siempre al comenzar el año nuevo.

Los excesos alimenticios de estas fiestas suele proporcionarnos demasiada grasa, azúcar, alcohol y todo tipo de excitantes a nuestro organismo, con el riesgo evidente de acumular toxinas, colesterol, azúcar y ácido úrico, elementos que pueden agravar o dar lugar a problemas de sobrepeso, obesidad, aterosclerosis, problemas cardiovasculares, diabetes, gota, etc.

Un buen remedio que podemos seguir es la llamada cura con sirope de savia y limón que es un buen depurativo del organismo. Durante su realización, eliminaremos buena parte de los depósitos de grasa acumulados en el cuerpo. También podemos tomar determinadas infusiones depurativas que además de limpiarnos nos quitarán la sensación de hambre. No olvidemos que el limón es un antioxidante natural que ayuda a eliminar los depósitos grasos y mejora la actividad del metabolismo y, además, es un buen diurético.

La cura de desintoxicación del doctor Anemueller también limpia el organismo que consiste en realizar una dieta baja en calorías combinada con un cóctel de plantas medicinales de efecto depurativo y estimulante del mismo. A esto hay que añadir la ingesta de un cóctel de jugo de alcachofa, de ortiga, de tomate con pectina de manzana y de té de rooibos; durante el desayuno y la zona.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Sobrepeso y propósitos del año nuevo"

Comenta en Google+